AG-InnovaTech
Por Redacción , 4 de junio de 2024 | 08:27

Cerezas chilenas: Investigan los efectos de bioestimulantes en variedad Santina

Compartir

Se implementó un experimento en Agrícola El Coigüe, ubicada en San Fernando, VI región, para evaluar el efecto del producto Botan Foliar.

La investigación tuvo como objetivo evaluar el efecto del producto Botan Foliar sobre la producción y calidad de fruta en cerezos Santina injertados sobre patrón Colt. Para ello, se implementó un experimento en Agrícola El Coigüe, ubicada en La Javierana, San Fernando, VI región.

Las aplicaciones y evaluaciones del producto se realizaron durante la primavera de la temporada 2023-24. Los parámetros evaluados fueron: producción, productividad y calidad de fruta en cosecha y postcosecha.

Santina es una cereza temprana, de tamaño mayor al promedio, rojo oscuro. Es firme y la piel es muy atractiva y brillante. Es de forma oval, con un pedicelo medio largo. El sabor es moderadamente dulce para una cereza temprana.

Los objetivos específicos de la investigación son los siguientes:

  • Determinar el efecto del producto sobre la producción, considerando el peso de la fruta por árbol, por metro cuadrado (densidad de plantación), y la curva de calibre.
  • Calidad de la fruta, expresada en color de la fruta, nivel de sólidos solubles a la cosecha y firmeza.
  • Calidad y estado de la fruta tras un periodo de almacenamiento de 45 días más 48 horas de vida útil (simulación).
  • Calcular la rentabilidad bruta del huerto utilizando los productos y compararla con la obtenida en un programa que no considere su uso.

Los resultados obtenidos en este experimento permiten concluir que, aunque no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los tratamientos evaluados, se observaron tendencias en los tratamientos que incluyeron aplicaciones de Botan Foliar a la dosis de 3 litros/ha.

Estas tendencias se reflejaron en un mayor porcentaje de frutos con calibres de 26 y 28 milímetros, un incremento en los kilogramos por árbol y un mayor porcentaje de materia seca en los frutos. Estos resultados sugieren el potencial efecto beneficioso de la aplicación de Botan Foliar a los cerezos.

Los tratamientos se distribuyeron en secciones de hileras asignadas aleatoriamente según un diseño de bloques completamente aleatorizados (DBC). Cada una de ellas correspondió a una unidad experimental dentro de la cual se seleccionó una planta como unidad de observación para las mediciones de cada variable. El número de repeticiones por tratamiento fue de 5.

Se realizó un análisis estadístico en el que las comparaciones entre tratamientos para cada variable se realizaron mediante análisis de varianza y separación de medias a través de modelos lineales generales y mixtos. La bondad de ajuste de los modelos seleccionados se evaluó mediante los criterios de selección «Criterio de Información de Akaike» (AIC) y «Criterio de Información Bayesiano» (BIC).

Conclusiones del estudio

Los resultados obtenidos en este experimento, junto con las condiciones edafoclimáticas del huerto y la época en que se desarrolló, permiten concluir que se encontraron diferencias estadísticamente significativas favorables al tratamiento T2 (aplicaciones foliares de Botan desde el otoño en capuchón), destacando un menor porcentaje de frutos de 24 milímetros y un mayor porcentaje de frutos con calibres iguales o superiores a 26 milímetros en comparación con el tratamiento testigo.

Además, se observaron tendencias significativas favorables al tratamiento T2 en varios aspectos. Estas tendencias incluyeron un aumento en los kilogramos de fruto por árbol, un aumento en el peso medio del fruto, mayores niveles de sólidos solubles, un mayor porcentaje de materia seca y un mayor rendimiento económico por hectárea en el tratamiento T2 (Botan Foliar), superando al T0 en un 51%.

Respecto al T1 (aplicaciones de Botan Foliar desde el otoño en capuchón), no existen diferencias significativas en los parámetros productivos ni en la calidad del fruto en el momento de la recolección. Sin embargo, se observaron tendencias significativas favorables al tratamiento T1 (Botan Foliar) en diversos aspectos.

Hay un incremento en la cantidad de kilogramos de fruto por árbol, un mayor porcentaje de frutos con color rojo caoba, una mayor firmeza del fruto en términos numéricos, una mayor proporción de frutos con calibres iguales o superiores a 26 y 28 milímetros, así como un incremento en el contenido de materia seca.

Además, se registró un rendimiento económico por hectárea un 15% superior al del tratamiento T0. Aunque estas diferencias no alcanzaron significación estadística, las tendencias observadas ponen de relieve el potencial de las aplicaciones foliares de Botan desde la caída de la capucha para mejorar la producción y la calidad de la fruta.

 

El proyecto desarrolla nanopartículas a partir de polímeros naturales, cargadas con agentes antifúngicos de origen botánico para prevenir los daños causados por hongos de la madera en árboles frutales y en las viñas.

Ver más
Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Frutícola, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
Diario Frutícola

Powered by Global Channel